Fernando Pessoa

Fernando Pessoa nace en Barbados, Antigua, Caracas, el dieciséis de mayo de 1922. De padre marinero y madre no, despierta rápidamente su amor por la literatura leyendo y publicando, a la tierna edad de ocho añitos, sus primeros best sellers infantiles: "Lobos devoran a personas con cataratas" y "Zorros devoran a personas con conjuntivitis". Ya en el colegio, Fer conoce y traba una finísima amistad con Pablo Neruda y Jorge Bucay, con quienes emprende un proyecto literario que desembocará en su más trascendental obra infantil: "Perros devoran a personas con miopía". El director del colegio llega a sorprender a Nando utilizando pirograbado en las piernas de una compañerita y decide mandarlo al Panóptico de Bentham, Harvard, donde se entrevista con el Dr. Enrique Tarigo que, fascinado por el potencial del muchacho, lo mantiene absorbiendo conocimiento hasta que cumple los dieciocho años. Trabajando lana, cuero, PVC, aluminio, bronce, cobre, asbesto y esterilla, Pessoa se interesa por los conflictos socio-económicos y dicha excrescencia comienza a impregnar su obra indefinidamente. Allí publica sus primeros ensayos en forma de poemas o novelas de caricaturas en cerámica y gana el primer premio del INJU por su controvertida "Los canes y las vistas" donde relata la vida de una excelentísima madre que prende espirales en cada sitio de la casa hasta tranquilizarse (una probable referencia a su madre o no). En 1991, tras la furia anarco-pop del grupo de los cinco, Fernando viaja a Portugal a conocer a sus padres y allí se entrevista con Linda Evans y María Antonieta de las Nieves (como La Chilindrina), quienes serían sus amores por el resto de la zafra. A ellas les dedicaría su primer libro de poesía: "Sarna para mis lentes" y a partir de allí trabajaría sin descanso en la fundación del Consistorio del Gay Saber y el Castillo de Greyskull con la colaboración de Max Horkheimer, Theodor W. Adorno, Herbert Marcuse, Friedrich Pollock, Erich Fromm, Diego Forlán y Jürgen Habermas.


Entre sus obras destacan mucho más mejor: "Ley SOPA: ¿nos vejan las ovejas?", "El Necronomicón Light", "Si sacamos los intermediarios tendremos hadas madrinas para todos" y "La sutil sustitución de tus ideas por una carpa de gitanos tranqui". A fines del sigo pasado, en un asado del laburo, Fernando le quiebra por accidente los brazos derechos a su amigos, Bertolt Brecht y Oliverio Girondo, y se ve obligado a exiliarse en un sitio desconocido, solo y con hambre y frío descomunales. Muere en 1988 a fuerza de suponer que el símbolo del arroba no iba a aparecer más en consideraciones estatales de género, Quito, Camino del Inca, Boulevard España y Boulevard Artigas, Editorial Santillana, Montecarlo Televisión, Canal Cuatro.

4 comentarios:

FREEGOLITO dijo...

Lástima que era tan guapo.

Julián Sick dijo...

Sin embargo los fósiles utilizados en la misma construcción estaban al veinte por ciento a los dos años exactamente después de haberse parado a tomar algo en la casa de la petisa aquella de lentes.

FREEGOLITO dijo...

Sabías que se pueden abrir varias cuentas en el face mi solitario amigo?

Julián Sick dijo...

Por ello te conmino a que me mandes solicitud de amistad desde todas tus identidades. ¡Déjame hacerme amigo de todos tus tú!