Juan José Morosoli

Once you pop, you can't stop!

Taller literario Nuatsi interactivo Nº Siete y fracción: del ayuntamiento intelectual entre las Pringles y el premio Nobel de literatura.

Cerrá un poquito, entornala. Ahí está. ¡Hola! Mejor que mejor es abocarnos a la realidad. ¡Qué! ¿Parece una fábula? ¿Un consorcio? ¡Nada de eso, cachete! ¡Es la posta posta o el guarismo guarismo!

Fijémonos: las Pringles son únicas, saborizadas, saladas, sencillas, snacks, crocantes, tienen forma de papa frita, van al copetín, el asado, la barbacoa y el desliz post trabajo (ay, qué pícaras), son frescas y crujientes, ¡son al dente! En las páginas web de estos simpáticos animalitos podemos crear nuestro propio envase, ver el colorido y sentir la demanda, la facilidad y la perfección, en fin, vivir la vida en un tubo de Pringles. ¡Es lo más! Pero... ¿y qué tiene que ver con los premios Nobel de literatura?

Ah, macho. Pon el agua a hervir y sírvete. ¿Pensabas que la filantropía viene a pie juntillas? ¡Ternero predilecto, sorprende tu intelecto! El máximo requisito (la máxima intemperie) para ser Nobel en literatura (la reina de las ciencias) es tener asumida una postura sólida con respecto a las Pringles. Why? Repasemos:

  1. ¿Son papas?
  2. ¿Son alimento?
  3. ¿Son naturales?
  4. ¿Diseñaste tu propio tubo?
  5. ¡Ahora también en envase individual!
Si puedes tener una postura a favor o en contra de las Pringles, puedes dominar el raciocinio y la calidad de ver el mundo a través de la realidad y lo coherente, puedes. ¡Logras ser culto! Y si puedes argumentar, argüir, manejar el diéresis o crema, explicar, fundamentar, demostrar, esclarecer y elucidar, puedes fabricar literatura (la reina de las sapiencias). ¡Ea! ¡Estate en contra o a favor! Pero estate. Si no te estás, no estás. ¿Cuánto hace que sabemos que la razón es la columna vertebral de la literatura posta posta? ¡Vamos! ¿No son deliciosas? ¿Leíste atrás del tubo? ¡Qué nutricional! ¡Qué necesidad!


2 comentarios:

Juliette Lune dijo...

Su filosofía de análisis me asombra.
¡Enhorabuena!

Julián Sick dijo...

¡Bienvenida, Juliette! ¡Súbete a mi torniquete!