Eduardo Galeano

Un niño tristón, una madre empeñada en sacarse la bala del seno derecho y un pastor alemán devorado por una cajilla de refrescos, son los personajes de esta tierna historia que Bob Kane nos trae en esta simpática comedia de enredos típica de las pantallas de porcelanato.

Ambientada en la Europa del norte de los años 70s, la historia comienza cuando el niño (Aquaman) toma en sus riendas el control del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) y decide irse de la frontera con la guantera de la pick up llena de dolores falsos. Guiado por las luces de las estrellas que le meten las guampas en la primera de cambio, rápidamente se nos constituye en un personaje entrañable y valoraremos un poquito las ganas de sentarlo en la (hoy pasé la aspiradora) guasca.

La madre (Julianne Moore) es una adicta a (pero no es la madre del niño, es la madre de otro niño diverso del primero) las galletas de arroz de La Mallorquina integrales y con cereales. Ante la situación insostenible que narro, cae en la cuenta de que en su baño no hay papeleras de esas acondicionadas para tirar los paños higiénicos femeninos y sale en busca del Vellocino de Oro y otras nupcias. Al quedarse entumecida por un orgasmo que le lleva dos días de ventaja, cae en el mismo almacén y provicentro que el niño y traban enseguida una amistad de rompe y raja. Juntos coserán camisetas de felpa hasta que conocen a un seductor anciano de brazos tatuados a cal y a martillo (suena música de TRAVIS) que les introduce al mundillo de la Cortisona y les destapa las metafóricas agallas de la realidad.

Si bien el enfoque melodramático ajusta con agudeza la velocidad sonora del impacto que la pantalla grande acusa, el descanso (mantenido por las risas de una mujer recién bañada y con un delicioso aroma en la nuca) nos permite agolpar, una vez más, este subversivo largometraje arachán. Filmado totalmente en los alrededores de la cámara, el film nos braguetea la intensa novedad de una vida de frescura y pavor alucinantes, doblegando el coraje de sentirnos, por momentos, un caracol que fuma Puerto Rico mientras toma mate y masca chicle (salvaste el oral, contale a mamá). Obviamente destacables las perfomances de Mario Copetti, sale por lana y vuelve transpirado, y no he parado de comerme las uñas y tengo un gusto a jabón que ni te hacés una (la menor) idea.


Título original: La sierrita de arriba del cuchillo de la dictadura.
Título en español: Señal de ajuste.
Duración: ininterrumpida.
Dirección: J. K. Rowling
Protagonistas: Fausto (Pikachu).
Tiraje: cien mil ejemplares (a confirmar).
Maquillaje: la que hace todos los maquillajes en el canal diez desde hace añares.

12 comentarios:

eMiLiA dijo...

Suena a film que vale la pena verse.

Gracias por la visita!

Saludos!

Julián dijo...

eMilia, ¿lo has escuchado? Yo también pensé en un radioteatro! Bienvenida al imperio y gracias por traer tu delicioso ombligo por aquí! No te prometo masturbaciones porque la foto es pequeña. Loas!

William dijo...

muy bueno! espero verte por mis pagos!
Saludos!

Noemí Pastor dijo...

Yo tengo escrito un guión muy parecido.

Julián dijo...

William me alegro que tu césped y el mío reconforten la piedra laja de la merca ensuciada por el febril escepticismo ciudadano de los años treinta. ¿Beluga?

Noemí juntémonos y brillemos al atardecer de tus mantas carbonato de calcio o chupando medias como milico "atorao".

Seamos corvinas que la noche nos premia!

elneurotico dijo...

Me cagué de risa con un comentario tuyo en el baile moderno.

elneurotico dijo...

Me cagué de risa con un comentario tuyo en el baile moderno.

Es en ese lugar en el que he leído las 'críticas' más arbitrarias y poco fundamentadas de cine y música (uno de ellos llega a escibir sobre lo lindo que suenan los slides en una canción que ni siquiera los tiene...). Pero son muy cool, eso sí.

elneurotico dijo...

Ah, pero ahora leo un comentario tuyo, sarcástico, en mi blog!

Ta, me caes mal.

Julián dijo...

Neuroman "no todo lo que tiene signos exclamatorio es sarcasmo" Ernesto Che Guevara
Además, instalate el Hamachi para jugar al doom 3 y volamos los aires de necesidad en las piernas de tu mollera. Convengamos en el gobernante!

Y te amo. Son cool, posta!

chicosoquete dijo...

No dijiste que esta película sirve para juntar puntos en la tarjetita "yo no miro cine porquería, yo miro cine del bueno, en especial si es una pelicula francesa donde todos se hacen caca porque así digo que a mi me gusta el cine francés y no las burradas yankees"

elneurotico dijo...

Ah, mirá vos.

Julián dijo...

Chicosoquete nefasto aquel que compra colitas de cuadril y come de la mano del sutil frasquito que alimenta a los pterodáctilos del jueguito apocado metete que llueve, dale!

elneurótico miro. Tengo que comprar boldo.

Suena un barco a lo lejos. Son.