Francisco de Quevedo

Si llegase a inundarse la sala, los primeros en saberlo viborearán hasta la salida más próxima evitando hablar de cadáveres, difuntos, parientes cercanos, hospitalizados graves, condiciones críticas y caídas de telones. Aquellos que hayan traído libros serán considerados sospechados y levitarán como pequeños dioses sobre una música popular o en marchas por la gloria, los derechos humanos, la adolescencia y la diferenciación excesiva a través de las reglas. Las ventanas están selladas pero entrará la melodía de instrumentos de viento a través de huecos en maderas hechas a propósito por la madre naturaleza. Leyendo el reglamento y claudicando a toda aventura, usted estará a salvo y sus amigos tendrán oportunidades, hágame caso y cuelgue el telefonito durante al menos dos horas.

Así de las plantas y otros vegetales se supone que estarán bajo resguardo en montoncitos de a tres o más, colgando sus corolas en una diversidad pasmosa que han catalogado nuestros mejores expertos y algunos que accedieron a una maestría digna y a un sueldo perezoso. El doctor quedó en llamar pero pasaremos mirando su recuerdo y soñaremos con su melosa vanidad apenas perceptible. De ello se desprende que estarán permitidas las fotos y la discriminación entre amantes del mismo tenor. Cualquier otro acto entre medio será interpretado y juzgado como ansiedad de cúpula y posibilidad de mérito.

Si el agua llegase a tomar los papeles, ya sea en parte o totalmente, escritos o en blanco, ajados o en perfecto estado, se procederá a sentir horror en las cantidades asignadas a cada ticket gestionado por anticipado en la pre-reserva previa de antemano. Los colores rojo y fucsia a las aguas menores y al infierno. Los colores amarillo y melón a las aguas seguras y despacio. Los colores celeste, ocre y vinilo a los padres en sus brazos. Si bien no habrá distinción de credo o caricia, especie o Leticia, es bien conocida por todos la fama de argumentos manejada en esta época del año. Rogamos entonces comprensión y buenas posturas, y el paseo será como un libro de metal.

Gracias.



No hay comentarios: